Como todos los años, a partir del mes de abril notamos un pequeño “cosquilleo” que nos indica que tenemos algo pendiente, y no es sólo la declaración trimestral de IVA: Llega la CAMPAÑA DE IRPF

¿ Este año la tendré que hacer, o no estaré obligado? ¿Me saldrá a pagar o a devolver?

Gran cantidad de requerimientos de la Agencia Tributaria se producen precisamente por discrepancias en relación con la obligación o no de presentar la declaración, por lo que es muy importante tener claro en qué supuestos estamos obligados.

Otra cuestión importante: Muchos contribuyentes se alivian al saber que no han de hacer declaración de IRPF y no la confeccionan. ERROR. Una cosa es que no estemos obligados y otra que no tengamos derecho a presentarla:

Aunque el contribuyente no esté obligado puede presentar su declaración SI LE CONVIENE, es decir, si le sale A DEVOLVER. La AEAT se ahorra devolver muchos millones de euros cada año por el simple motivo de que el contribuyente no lo solicita mediante la presentación  de su declaración de renta. Por ello, recomendamos analizar el borrador de IRPF que le haya llegado, o bien, confeccionar su declaración, y en caso de que resulte a DEVOLVER, se presente. En caso de que resulte a pagar, al no estar obligados, no habría que presentarla.

Por otra parte, muchos contribuyentes No obligados la realizan aunque les sale a PAGAR, por el hecho de que dicen necesitar tenerla hecha para diferentes trámites o gestiones (Colegio, ayudas, subvenciones, etc). En este caso, aconsejamos que se informen bien antes de hacerla, ya que, en muchas ocasiones es suficiente solicitar a la AEAT que les emita un CERTIFICADO DE NO ESTAR OBLIGADOS A PRESENTAR DECLARACIÓN IRPF.

De esta manera, la Agencia Tributaria también ingresa muchos millones de euros “que no se esperaba”.

Ahora, una vez tenemos claros estos conceptos, ¿QUIÉNES NO ESTÁN OBLIGADOS A PRESENTAR LA DECLARACIÓN DEL EJERCICIO 2013?

CON CARÁCTER GENERAL :

  • Aquellos que perciban rendimientos del trabajo hasta 22.000€ BRUTOS anuales de un solo pagador. Si se tiene más de un pagador y el segundo pagador o siguientes han abonado MENOS de 1.500€ brutos EN TOTAL tampoco hay obligación.
  • Aquellos que perciban rendimientos del trabajo hasta 11.200€ cuando los haya percibido de más de un pagador (dos empresas diferentes, una empresa y prestación por desempleo, una empresa y pensión de jubilación…) CUANDO el segundo pagador y siguientes hayan abonado MAS DE 1.500€.

Además, existen otros límites relacionados con otros rendimientos que no provienen del trabajo.

  • Ingresos por dividendos, intereses, plusvalías a los que se haya aplicado retención. No pueden superar en conjunto los 1.600€ BRUTOS.
  • Rentas inmobiliarias imputadas (inmuebles a disposición del contribuyente y que no están arrendados, por ejemplo), rendimientos íntegros de capital mobiliario no sujetos a retención que vengan de Letras del Tesoro y subvenciones para adquisición de VPO o precio tasado. No pueden superar en conjunto los 1.000€ BRUTOS.

Todo esto quiere decir que un contribuyente puede tener rendimientos del trabajo que no le obliguen a declarar, pero si supera los límites de los otros rendimientos sí que tendrá que declarar.

Por el contrario, un contribuyente puede disponer de varios tipos de rendimientos (del trabajo, intereses bancarios, rentas inmobiliarias..), pero si no supera ninguno de los límites establecidos para cada uno de ellos seguirá sin tener obligación de declarar.

Por otra parte, existe otro límite, establecido para aquellos que tienen actividad económica o han percibido ganancias o pérdidas patrimoniales:

  • Si se tiene actividad económica, ganancias y pérdidas patrimoniales (subvenciones, premios, loterías, ayudas no exentas) aún combinados con rendimientos del trabajo, el límite máximo será de 1.000€. Aquí también cuentan las pérdidas patrimoniales (pérdidas en bolsa, por ejemplo) si son inferiores a 500€.

Como habrán visto, existen diferentes límites según el tipo de rendimiento que se haya obtenido durante el año anterior. Es muy importante disponer de la información correcta respecto de cada rendimiento (justificantes, certificados, recibos, etc) para no equivocarse en relación a su obligación de presentar la declaración de IRPF.

Álvaro Orts // Legal Coach

Social Share Counters

Leave a Reply


 

Destacados

  • Legal_coach - Servicios avanzados de adecuación a la Ley Orgánica de Protección de Datos.
  • LegalCoach-Control de gestión y financiero para PYMES
  • LegalCoach
  • LegalCoach_CONTROL DE GESTIÓN Y FINANCIERO DE PYMES.
También puedes conocer más sobre nuestro MENTORING 360º a través de info@legalcoach.es